PARA TODOS AQUELLOS QUE TIENEN MIEDO A AMAR Y SER AMADOS


El ser humano tiene unos conceptos e ideas implantadas en sus genes que son difíciles de eliminar. Sin embargo en este momento en que la raza humana está evolucionando más aprisa que nunca es imprescindible que se abra a la energía del amor, sin títulos ni etiquetas. Los humanos sois muy aficionados a poner etiquetas a las cosas, pero la energía del amor no debe tener etiquetas. Cuando la encasilláis en “amor de pareja”, “amor de amistad”, “amor de padres”, en esa etiqueta estáis perdiendo parte de esa gran energía, porque al poner etiquetas, como por ejemplo “amor de esposos“, ya os predisponéis a unos comportamientos determinados. Aprender a amar sin coacción, sin egoísmos, sin necesidades, solamente amando se crece en armonía y salud.
Pero al hombre se le ha inculcado que para llegar a DIOS tiene que sufrir, y cuando encuentra un camino fácil y amoroso no lo reconoce como el camino adecuado para su aprendizaje y mucho menos el camino adecuado para llegar a DIOS.
Todos vosotros en algún momento de vuestra vida habéis tenido la oportunidad de estar con alguna persona que os hacía felices y vuestro corazón os decía que él o ella era la persona adecuada para crecer juntos y recibir y dar amor. Sin embargo os dejáis llevar por las cuestiones religiosas, sociales, morales o psicológicas y no escucháis a vuestro corazón.
Los miedos a sufrir os paralizan y os impiden ver la realidad tal y como es. Os dejáis arrastrar por vuestra mente. Ella es la que manda a la hora de elegir, y al final perdéis la oportunidad de amar y ser amados. ¿Por qué jugáis a ser dioses si cuando creáis algo no sois capaces de utilizarlo? Dejad de luchar contra ello y reconoced que sin esa energía en vuestra vida no seréis felices ni tendréis armonía en vuestro entorno.

EL AMOR
El amor es la energía más poderosa de todo el Universo, sin embargo es la gran desconocida. A lo largo de la historia de la humanidad han venido grandes seres a enseñaros cómo sentir amor, como conectar con él y como reconocerlo, pero sigue siendo una energía desconocida y solo utilizada por unos pocos.
Por amor, el Maestro Jesús dio su vida por los humanos. Por amor, la madre Teresa dejó todo y dedicó su vida a los más desprotegidos. Por amor, vuestros ángeles están con vosotros para protegeros. Por amor, grandes seres, aunque desconocidos, todos los días a lo largo del planeta tierra dan su vida por la raza humana y por cumplir con sus misiones.
En el Universo la energía funciona en espiral, son círculos que si los hacéis grandes veréis que es una forma de dar y de recibir a la vez. Por eso el amor empieza por uno mismo para que el círculo sea perfecto. Una vez que os amáis esa energía se transmite al resto.
Sin ese amor hacia vosotros no se crea la espiral y la energía no funciona bien, hay una ruptura por alguna parte. Esa es la respuesta cuando a veces os preguntáis, ¿cómo es posible si yo he dado mucho amor a esa persona, por qué me ha tratado así? Yo os haría una pregunta. ¿En esa relación tú te amabas lo suficiente? Piénsalo antes de contestar, porque en algún punto de esa relación había una ruptura energética. Quizás creías que lo amabas tanto que tenías que ceder a ciertas cosas que iban contra ti, y la otra persona fue tu prioridad. No te dabas cuenta que estabas creando un desequilibrio entre vosotros y la balanza se inclinó a favor de la otra persona.
Esas son las relaciones que al final no llegan a concluirse bien. Cuando en una relación no hay equilibrio por ambas partes se tiene que romper en algún momento. Si esa persona que cedió en contra de su voluntad se hubiese amado más, no habría permitido ningún abuso, se habría hecho respetar. Lo que no queréis para los demás tampoco lo debéis de querer para vosotros, o como dijo el Maestro Jesús “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. Pero tú no puedes amar a nadie si antes no te amas a ti. Recuerda la espiral, sin esa espiral no existe la energía amorosa, por lo tanto es imprescindible que te ames primero para poderla crear y que llegue a los demás. En el momento en que tú te amas te darás cuenta que automáticamente despiertas amor en los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: