3er Pilar: Muerte y Reencarnación – Red Nicaragüense de Luz * ReNLuz

NO HAY MUERTE
Dice el Gran Director Divino:

Mis bien amados: cuando encontréis a alguien dispuesto a es¬cucharos, declarad siempre que no hay muerte. Es algo inexistente en la historia del Universo. Conceptos humanos desviados han oscurecido el intelecto, hasta el punto en que los seres humanos han imagina¬do toda serie de cosas. En ondas sucesivas, la Luz ha revelado a la hu¬manidad que no hay muerte.

El ser que ha abandonado este plano, no ha hecho otra cosa que cambiar su revestimiento, como hacéis vosotros al pasar del invierno al verano; abandona aquel una vestidura pesada por un vehículo más ligero que le da una mayor libertad.

¡Qué hermoso es esto, mis queridos corazones!

El desprecio y la incomprensión de esta realidad han arrastrado a la humanidad a crearse una pena y una tragedia espantosa. Al contra¬rio, es una alegría saber que los humanos, por el paso a envolturas de sustancia más refinada, quedan momentáneamente liberados de la discordia terrestre. Que nunca os desanime el tránsito de un ser querido, al contrario, bendecid a la Misericordia Divina el concederle un perío¬do de vida en una esfera donde hay más Luz.

Victory:

Ruego a todos los estudiante serios que me hagan un favor: el de no permitir a su atención que se detenga ni un sólo instante en la idea de la muerte durante los seis meses próximos, no hay muerte en todo el Universo. Muchos seres en la octava humana lo creen. ¡Pero esto es un error! Os lo ruego, vigilaos y no permitáis que la idea de la muer¬te ocupe vuestros pensamientos, ni un sólo instante.

Fuente: Hacia mi mágica Presencia. Saint Germain. www promineo.gq.nu

Serapis Bei :

He aquí algo más de lo cual se deben sentir responsables, pero no culpables. En el instante en que nacieron, o caminaron adentro de esta realidad, como ESPÍRITU hicieron una de las cosas más difíciles y dolorosas que hay en el universo:

encarnarse en el Planeta Tierra. En ninguna parte de ningún planeta son tan densos los velos entre el plano físico y los planos superiores. Sabían, al entrar en sus cuerpos, que seguirían las reglas que ustedes mismos ayudaron a fijar para la especie y establecerían un punto focal que excluiría todo conocimiento acerca de quiénes eran. Es muy posible que hayan pensado: “No veo ningún problema, pronto recordaré; además será apenas por unas pocas décadas”. Así pues, se deslizaron adentro de un cuerpo, se apretujaron a través de un túnel diminuto y llegaron a un mundo brillante y frío, los pusieron patas-arriba y les dieron de palmadas para hacerlos respirar. ¡Ay! Corrieron los velos para olvidar que eran ESPÍRITU y, a partir de ahí, se la pasan tratando de recordar quiénes son.

El primer paso para esta recordación consiste en que acepten la responsabilidad por haberlo olvidado. Intenten esta línea de pensamiento con ustedes mismos:

“Soy ESPÍRITU. Al encarnar en este cuerpo, voluntariamente y con toda mi intención, lo olvidé para poder darme a mí mismo esta oportunidad de volverlo a descubrir. Soy ESPÍRITU, jugando a la gallina ciega conmigo mismo. Estuve de acuerdo en que el juego se acabaría una vez que lo supiera.

Ya lo sé y declaro que el juego ha terminado. Me encarné bajo estas reglas, de manera tal, que pudiera disfrutar descubriendo mi verdadera naturaleza. Soy ESPÍRITU”.

Después de algunas repeticiones y algún tiempo para alinear sus campos con esta verdad, se darán cuenta de que sus percepciones empiezan a cambiar.

Empezarán a examinar sus situaciones bajo estas otras ópticas: “Hice esto para aprender más de lo que es ser un humano limitado”, “Invité esta persona a mi vida para compartir esta experiencia”, y “¿De qué me sirve esta revelación en mi sendero hacia la Luz?”

Con esto, ¡habrán reclamado su maestría! En vez de ser Juan Torres, hijo, cónyuge, padre, trabajador, y, etc., serán el ESPÍRITU realizando la función de Juan Torres, cualesquiera que ella sea. Y la función de Juan Torres se volverá obvia rápidamente.

Reconozcan que están aquí porque, como ESPÍRITU, deseaban estar aquí. Tenían ideas muy específicas acerca de lo que deseaban lograr. Llegó el momento de revisar si siguen en curso. Llegó el momento de estar completamente al tanto de sus yo-espíritus y de alinearse con ellos.

Existen tantas maneras de incorporar al ESPÍRITU cuantos cuerpos hay. Cada una es única. No obstante, existen algunas guías genéricas. Recuerden que no van a sentir como si estuvieran “en medio de juegos pirotécnicos” porque, en realidad, nunca se desincorporaron realmente del ESPÍRITU, sin importar cuán solitarios se hayan llegado a sentir. Sencillamente se les olvidó a dónde mirar. Y si es que han llegado hasta este punto, es porque han limpiado los esquemas de energía responsables de cualquier tipo de resistencia que les podría causar una reacción como la de estar “en medio de juegos pirotécnicos”.

Libro : UN MANUAL PARA LA ASCENSIÓN Dictado por Serapis Bei Tony Stubbs.
www promineo.gq.nu
La Reencarnación
Dice Kryon:

Algunos han preguntado: “Querido Kryon, ¿es real la reencarnación?” Ni siquiera deseo usar esa palabra. Prefiero llamarla algo mejor: creación sagrada – una mezcla de un alma vieja en un nuevo cuerpo con el propósito de la experiencia en el planeta – nacido en amor con la igualdad de toda otra parte de Dios llamada Humano… una nueva expresión de la vida. ¿No les suena mejor? Sí, este sistema es real.

Los Humanos piensan en líneas muy rectas. Debido a su linealidad, casi toda religión en su planeta cree en la vida después de la muerte. La mayoría de las religiones profesan que una vez que uno muere, continúa como un ser eterno de alguna clase. Sin embargo, pocas de ellas creen en la vida previa… una existencia antes de que llegasen aquí. Y por eso les decimos nuevamente, ¿es lógica esa espiritualidad?

Ellas les enseñan que ustedes llegan de la nada y de ninguna parte, sin embargo son eternos súbitamente – creados de la nada y volviéndose todo. Hasta los físicos saben más que eso. Siempre hay un intercambio de energía. La creación no surge de la nada.

Hay quienes han dicho que no hay prueba alguna de la reencarnación. Nadie volvió jamás del otro lado del velo y dijo: “Sí, así es como funciona.” ¡Tienen razón! Pero déjenme recordarles algo. Tampoco vino nadie a través del velo desde la muerte y dijo que no es la forma en que funciona. En otras palabras, no hay prueba ni de lo uno ni de lo otro. Esto es parte de la forma en la que trabaja el velo… aunque haya alguna comunicación con los que han muerto, ellos no regresan y mantienen reuniones. Esto es a propósito, queridos.

La mayor parte de la humanidad no cree en una vida previa. ¿Y por qué? Porque las principales religiones del planeta les dicen que no es así. ¿Qué significa eso para ustedes? ¿Los líderes espirituales poderosos de vestimentas extrañas con mucha abundancia de enormes edificios les dan esta información… ¿y por lo tanto debe ser cierta? ¿Dónde está la prueba? ¿Porque han estado por aquí durante mucho tiempo entonces deben estar en lo cierto? ¡Bueno, también ustedes! Las respuestas de ellos no son mejores que las de ustedes. ¡Se los honra por su búsqueda y por sus intentos, pero también a ustedes!

Aquí hay un ejercicio. Dondequiera que estén en este momento en conciencia, queremos que regresen por un momento y estén alertas. Querríamos que se comunicasen en la energía que hemos establecido y permitirles comunicarse en un estado de levantamiento del velo.

Querríamos que le formulasen una pregunta a su Ser Superior, una pregunta, luego retrocedan y escuchen tranquilamente la respuesta en estado de alerta. Es hablar sin rodeos. Pregúntese a sí mismos esto: “¿Soy eterno?” Ya recibieron la respuesta. ¡Hubo una parte de ustedes que sólo quería salirse de la piel y decir sí! ¡Sí y sí!

Esta contestación no vino de ninguna otra fuente y no vino de una organización terrenal. ¿Qué mejor modo de hacer esto que preguntarse a ustedes mismos: “¿Soy eterno?” La respuesta será: sí. Ser un ser eterno significa que no hay comienzo y no hay fin. Es un círculo, ¿saben? En ese círculo ustedes vienen y van y vienen y van y vienen y van. Es la forma en que se hace.

Siempre ha sido así. Es preciso y sin embargo, es cambiable. ¿Sabían que el mismo contrato con el que aceptaron venir puede ser cambiado hoy en día? ¿Y si lo hacen ahora mismo? ¿Quién les dijo que el contrato – el que tiene que ver con la experiencia kármica – está grabado en piedra? Déjenme decirles la verdad. Estoy hablando sin rodeos. Ese contrato fue una energía de arranque. Ella los invitó a cambiarla todo el tiempo, pero si ustedes no hacen nada, es la que están viviendo.

Kryon enero del 2003.
Canalizado por: Lee Carroll

Gracias Kyron

Tomado del Libro. Los 10 Pilares Iniciales de la Metafísica
Byron Picado Molina
Estelí, Nicaragua.
4 Marzo 2005

Dice Rubén Cedeño:

Todo en la naturaleza se transforma, nada desaparece totalmente. El agua que viene cuando llueve es absorbida por la tierra y al mezclarse con ésta, se transforman en pantano. De este pantano, los árboles absorben su alimento y transforman esa agua en clorofila, y a su vez esta clorofila se convierte en fruto. Este fruto al ser comido por el hombre se vuelve energía vital para su cuerpo, y así continúa la transformación de la energía en una rueda interminable. Esto quiere decir, que la energía del agua va reencarnando o tomando carne o cuerpo de diferentes formas. Re-encarnar quiere decir, volver a encarnar o tomar cuerpo. Así vemos que toda energía puede encarnar en diferentes cuerpos y formas. Existe una ley universal que se ve actuar en toda la naturaleza, y es la Ley de Vibración. Ella es la que impulsa todo, a moverse e irse transformando; pone todo en movimiento, así como en una danza cósmica.

Piensa ahora en algo; si todo se transforma y nada desaparece, por qué el hombre, que es la máxima expresión de la Madre Naturaleza tiene que morir? La respuesta es que nunca hemos muerto y jamás moriremos.
Cuando en el transcurso de los años, el cuerpo físico ya no nos sirve para realizar el trabajo que debemos hacer en la vida, lo tenemos que cambiar, así como cuando uno se cambia un traje que ya no sirve.

Muchas veces nuestro ser es como un canario que comienza a crecer dentro de su jaula que es el cuerpo físico, y cuando el canario ya está muy grande, hay que cambiarlo a una jaula más amplia y cómoda, para que pueda seguir cantando feliz.

Así tenemos que tú, yo y todos, hemos vivido en muchas culturas milenarias, llenas de una gran belleza como lo fue Egipto, la India, Perú, Roma, el Imperio Azteca, Inca, la China, etc.

‘ La gente se pregunta, que porqué no se acuerda de todo lo que vivió y aprendió en esas culturas. Si nos ponemos a pensar, uno sí se acuerda, pero solamente de la enseñanza de lo aprendido. Esto no tiene nada que ver con que algunas personas se sientan la reencarnación de Cleopatra, Napoleón y otros personajes famosos. en estos casos lo que sucede es que vivimos en la época de ese personaje del cual nos creemos su reencarnación, y en ese entonces lo admiramos tanto y quisimos ser como él, hasta el punto que características de su personalidad se nos pegaron, y en una vida posterior nos creemos ese personaje.

Muchas veces, sin nunca haber actuado o cantado en público, se nos ofrece hacerlo y lo ejecutamos como que si toda la vida lo hubiéramos practicado. Esto es, porque en otra vida fuimos artistas y nos quedó la esencia de ese saber.

Es común ver niños que nacen con la facultad de enseñar y lo hacen como todo un pedagogo y ni siquiera han ido a la universidad. Esto es, porque en otras vidas lo aprendieron.

Todo aquello que en esta vida sepas sin que nadie te lo haya enseñado, es porque lo aprendiste en vidas anteriores. Ningún conocimiento o sabiduría vienen de gratis, todo es logrado por un esfuerzo calificado.

Fíjate que Mozart, a los cuatro años, ya tocaba música y sabía componer. A Esto es casi imposible encontrarle una razón lógica, porque los estudios para poder llegar a componer, duran casi diez años e igual tiempo se requiere para tener la destreza de algún instrumento.

Sencillamente, Mozart lo aprendió en una vida anterior y nació como tal, con todos los conocimientos adquiridos.

El hombre viene a la tierra con un propósito divino y es el de llegar a ser un Maestro de Sabiduría, Maestro de toda la energía: física, emocional y mental; y también, Maestro receptor, asimilador e irradiador de todos los aspectos de Dios que son:

1. Voluntad 2. Sabiduría 3. Amor 4. Belleza 5. Ciencia 6. Suministro
7. Libertad.

Cuando seamos Maestros de Sabiduría, no tendremos porqué volver a encarnar y reencarnar.

El planeta Tierra es nuestra Gran Escuela y sus aulas de aprendizaje son: nuestro hogar, trabajo y circulo de amigos. La religión se le ha dado al hombre, con la finalidad de ayudarlo mística y moralmente, para poder aprobar las materias del pensum que son los Aspectos de Dios que señalamos anteriormente.

Nosotros estamos llamados a evolucionar sin sufrimientos, cuando en el correcto desarrollo de los acontecimientos de la vida, aplicamos “La Buena Voluntad”, “La Sabiduría” y “El Amor”.

Cuando fallamos ante las circunstancias, por no aplicar uno de estos tres aspectos, estamos sujetos a sufrir y a pasar por lo que la humanidad ha llamado problemas.

Los problemas, sufrimientos y pesares de la vida son producto de la ignorancia. Ellos se solucionan al aplicar, con el debido sentimiento y actitud mental; La Buena Voluntad, La Sabiduría y El Amor.

La sucesión o rueda de reencarnaciones de un ser humano, se conoce con el nombre de SAMSARA.

Se ha sabido que para llegar a ser un Maestro de Sabiduría, se necesitan tener 777 reencarnaciones en la Tierra.

Todos nosotros pasamos 700 encarnaciones en la más absoluta ignorancia. A este período se le llama “Aula de la Ignorancia”. Comenzamos a transitar por ella, cuando éramos muy parecidos a lo que actualmente se conoce como un hombre prehistórico. Aquí nos iniciamos a vislumbrar los primeros aspectos del conocimiento. Conocimos el fuego, la piedra, los metales y su utilización. Se desarrolló el amor a nivel familiar y de la tribu.

También comenzaron a vislumbrarse las primeras manifestaciones de sacrificio a favor del clan, tribu o comunidad. Todo esto llevó al ser humano en su desarrollo, a pasar una encarnación tras otra hasta superar el Aula de la Ignorancia y llegar hasta el siguiente período de 70 encarnaciones conocido como el “Aula del Aprendizaje”.

En el “Aula del Aprendizaje” se encuentra actualmente casi toda la humanidad. No estamos tan atrasados como en la prehistoria, nos falta mucho para llegar a ser Sabios, pero estamos aprendiendo. Si observamos a la gente en la calle, nos daríamos cuenta, que casí todo el mundo anda con un libro en las manos, las librerías están llenas de gente que compra libros, todo el mundo quiere aprender algo. Apenas se abre un curso de cualquier materia que explique algo sobre el ser humano y el vivir, la gente corre a tomarlo. Todo esto nos demuestra que estamos en el “Aula del Aprendizaje”.

En este período el hombre comienza a cultivar el conocimiento de sus emociones, sentimientos e instintos, como lo hace la sicología. Desarrolla el amor a un nivel más alto que el físico y el puramente animal. Aprende a sacrificar sus sentimientos por el bien de la comunidad, siente por los demás, surgen los héroes que ofrecen sus vidas por el bien común.
En las últimas 7 encarnaciones, se encuentra la Flor de la humanidad, la gente más evolucionada.

A este período se le conoce como el “Aula de la Sabiduría”. Aquí se pone de manifiesto el conocimiento mental más evolucionado de la raza. También el amor dirigido por la razón y la mente, se ama lo que es necesario amar y no lo que el instinto indica. El sacrificio se desarrolla por los más altos y nobles ideales, que son los que van a dar la máxima ayuda evolutiva a la humanidad.
Después de las 777 encarnaciones, el ser humano se convierte en un Maestro de Sabiduría, o lo que es lo mismo: un Santo para los Católicos, un Buddha para los Buddhístas, un Derviche para los Sufistas, un Edjina para los Jainístas o un Maha Atma para los Hinduístas.

La reencarnación no es un dogma de fe dentro de nuestra enseñanza, las almas son libres de aceptar o no este conocimiento, y seguir sus estudios espirituales sin ninguna clase de problemas.

Cuando se llega el momento de saber, se acepta y comprende lo necesario sin problemas.

Jesús se refirió a la reencarnación de una forma muy clara. En el Capítulo 17 de San Mateo, Jesús habla de San Juan como una reencarnación de Elías y dice: “Elías ya vino y no le conocieron”.

Con respecto al cielo, al infierno o el purgatorio que según enseña el cristianismo; nos esperan en la vida post-mortem, es una realidad, sólo que muy mal interpretada.

El Infierno es el período que pasan las almas pagando las deudas de amor que han dejado sin saldar en una vida anterior. El Diablo es nuestra propia mente que nos hiere con el tenedor de nuestras autoacusaciones. Esto, en todo el sentido de la palabra, es un purgatorio que no es eterno. Nada es eterno en el universo sino la VIDA, y la ley de la vida nos da la oportunidad de corregir nuestros errores de una encarnación en otra encarnación. No existe la condenación eterna. Es imposible que dentro del Corazón Luz de Dios exista la condenación eterna. Lo que existe es el Amor Eterno.

El cielo es nuestro hogar. Todos tenemos derecho a vivir en él. Es el estado perfecto del Ser. En él vivimos, cuando todas las causas que hemos movido positivamente se nos devuelvan para bendecirnos y bañarnos de Luz. El cielo es un estado de conciencia interna de completa felicidad, donde todo aquel que sigue estos estudios sobre la Verdad llega. Jesús dijo:
“Conoced la Verdad y ella os hará libre” Todo el que es libre es feliz.

“Que el estado de eterna conciencia celestial viva en ti permanentemente para la bendición de tu propio ser y de toda la humanidad”.

Fuente : Libro “Los Pilares de la Metafísica. Rubén Cedeño.

Tomado del Libro. Los 10 Pilares Iniciales de la Metafísica
Byron Picado Molina
Estelí, Nicaragua.
4 Marzo 2005

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: