LA CRISIS…… es un problema de tal magnitud, que interrumpe tu capacidad habitual de hacer las cosas….. la crisis produce análisis, reflexión. Cuando la reflexión y el análisis es sistemático……

¿Cuándo y cómo surge el cambio? Podríamos contestar que cuando -en el marco de alguna creencia- se abre de pronto la brecha de la duda…

En la creencia “se está”; en la duda… “se cae”. La creencia da tranquilidad.
La duda, incertidumbre e indecisión. Cuando se cae en la duda, entonces, es
preciso superar de inmediato esa situación de zozobra. ¿Cómo? Pensando… Y es
ahí donde surge el cambio, donde aparecen nuevas ideas. Porque hay un problema
por resolver.

Las respuestas pre-establecidas, las que existieron antes, las que nos
sirvieron hasta ahora, de pronto empiezan a fallar y nuestras grandes creencias
y certezas esenciales se desvanecen. El camino por donde transitamos se está
agrietando y se hace difícil caminar: es necesario pues, que encontremos nuevos
caminos.

Una crisis es un problema de tal magnitud, que interrumpe tu capacidad habitual
de hacer las cosas. Esta situación, representa un punto de cambio crítico en la
manera de operar y en la manera en que percibes el mundo (como a ti mismo y a
los demás).

El aprendizaje basado en la experiencia tiene un aspecto muy particular. Es
relativamente fácil y hasta muy “natural” aprender de experiencias donde se
produce una retroalimentación inmediata, o sea, cuando el efecto se produce
inmediatamente después de la causa que lo originó. Pero resulta muy difícil,
aprender de hechos cuyas consecuencias se producirán tiempo después.

“La educación es el descubrimiento progresivo de nuestra propia ignorancia”
(Will Durant).

“El ego tiene un gran valor como constructor de límites individuales y
mensurables (el gusanito), pero necesitamos el Alma (la mariposa) para
experimentar significado” (Carol S. Pearson).

La crisis nos obliga a pensar. La crisis en el mundo, la de nuestras relaciones
-que a veces están a punto de naufragar- la crisis en la economía, en la
política. Pensar es la consecuencia de alguna crisis. Si no, ¿para qué pensar?
Si nos va bien en los negocios, ¿para qué pensar en los negocios? Pero si nos
va mal en la vida,
podemos llegar a pensar: “¿Para qué necesito yo todo esto, para qué me sirve?
¿Mejora mi vida con ello?”.

La crisis produce análisis, reflexión. Cuando la reflexión y el análisis es
sistemático, continuo, cuando abarca los grandes temas de la vida y busca e
indaga qué es el amor, qué es el bien, qué es la vida, qué es la felicidad,
estamos en el camino del desarrollo personal. En el crecimiento
.
Ustedes constantemente buscan el significado de la vida, y aún no tienen el
respeto por ella. Lo que ustedes no logran comprender es que todas las verdades
son simples de entender. El significado de la vida no es la excepción.
Exponiéndolo simplemente, este es: Trata todas las formas de vida con amor,
respeto, compasión y clemencia…. trata a toda vida con valores humanos.

Una vez que hayas puesto en práctica te elevas a ti mismo de las barreras del
miedo, y tienes una oportunidad de salvar tu planeta. Tienes que tener el más
profundo entendimiento de la vida y el por qué cada uno de ustedes es tan
importante. Los problemas que crean van más profundo que los efectos de las
acciones presentes, ellos continúan más allá de este tiempo de vida, a través
de muchas otras vidas.

El punto es crecer en sabiduría y práctica del significado de la vida. Toda
vida es preciosa y debe ser apreciada, mostrando irrespeto usted retarda el
crecimiento de su alma, cuando usted muestra continuamente irrespeto, usted
está en peligro de destruir su alma; su alma puede cesar de existir. Esta
finalidad es una consecuencia seria, no siendo una despedida suave. No
necesitan construir templos para adorar su Dios, porque su Dios está en todo.
Mostrando su respeto por todas las cosas, ustedes adoran a Dios. Ustedes solos
son responsables de controlar sus experiencias y el destino, en la dirección en
que su vida está yendo, está ligada a sus vidas pasadas y acciones presentes.

El ser humano tiene un promedio de vida de 84 años. Para seguir existiendo
necesita re-crearse. Dios creó al hombre, el hombre crea el alma. Mientras Dios
crea, el hombre re-crea. A través de recrearse se inmortaliza. Dios nos dio una
personalidad espiritual; ésta selecciona una personalidad física. El ser humano
debe crear su Identidad-Individualidad.

La Crisis
como “Peligro”

Algo muy interesante de remarcar es, que de los dos caracteres chinos que
constituyen la palabra “crisis”, el primero es “peligro”. Es bastante obvio que
una crisis nos pone en peligro. Podría ser una amenaza real en relación a
nuestra seguridad o salud, como un incendio, una explosión, etc… En casos
menos extremos, el peligro podría no ser físico, pero podría significar graves
problemas para la reputación de su familia (o compañía). La lista de posibles
crisis es larga. Simplemente piense en cuán difícil sería su vida si su
compañía fuese acusada por contaminación del ambiente, acoso sexual, o
discriminación racial, si sus clientes lo demandaran por daños o si sus
accionistas le acusaran de no utilizar los recursos eficientemente, etc…
Estas situaciones están llenas de peligros.

La Crisis
como “Oportunidad”

Más interesante aún, es saber que el segundo de los caracteres chinos que
constituyen la palabra “crisis” es “oportunidad”. Como primera impresión, la
noción de combinar dos conceptos opuestos, como el peligro y la oportunidad,
parecería ser algo extraño. No obstante, es verdad. Hay organizaciones que no
sólo han sobrevivido los peligros planteados por una crisis, sino que también
han experimentado una mejora de su reputación corporativa debido a la manera
responsable, sensible y competente en que los manejaron.

El típico ejemplo de esto es el caso de Johnson & Johnson, cuando sus
cápsulas de Tylenol mezcladas con cianuro causaron la muerte de muchas personas
en 1982. Luego de una pérdida inicial, cuando Johnson & Johnson retiró el
Tylenol del mercado, la compañía creció fuertemente. Retomaron su anterior
participación en el mercado, porque el público dio crédito a la compañía, al
guiarse ésta por su valores: dijeron que la salud y el bienestar de sus
clientes era su primera prioridad y lo apoyaron rápidamente con las acciones
tomadas. Hoy, las personas piensan favorablemente en Johnson & Johnson como
una compañía responsable. Fue sin duda un brillante caso de relaciones
públicas, que convirtió el peligro en oportunidad.
¿Y por casa… cómo andamos?

La mayoría del tiempo usted opera con un perfil bajo. El público puede haberse
casi olvidado de su existencia. O pueden saber que usted existe, pero no le
prestan demasiada atención ya que tienen sus propios problemas. Con tal de que
usted no impacte directamente en sus vidas de alguna manera, están contentos y
le permiten co-existir en su comunidad. Pero si algo drástico sucede, su
visibilidad aumentará rápidamente. El reflector estará brillando repentinamente
sobre usted y la manera en que usted reacciona ante la crisis será vista por
todos. Cómo responde usted en esos primeros momentos se notará y se recordará,
además, afectará la manera en que las personas percibirán su organización
durante años y años.

Por todas estas razones, debe asegurarse de que usted y sus managers hayan
recibido un entrenamiento efectivo en relación al manejo de crisis. Un programa
que incluya el consejo de cómo hablar con la prensa y tratar con las personas
disgustadas.

La
Importancia de una Mente positiva

Cuando una crisis hace erupción, puede que no sea demasiado natural para usted
verla desde la perspectiva “¡Es estupendo, vaya OPORTUNIDAD que tenemos!”. Sin
embargo, si usted puede recordar los dos caracteres chinos y lo que quieren
decir, esto podría ayudarle a enfrentar la crisis con una actitud más positiva,
que lo impulsará a “hacer lo que debe” en función de los mejores intereses a
largo plazo para su compañía, usted y su comunidad.

Visión:
el deseo profundo

La mayoría de los adultos tienen poco sentido de una visión real. Casi todos
tenemos metas y objetivos en nuestras vidas, pero estos no son visiones. Una
visión real, profunda y cargada de significado no puede existir al margen del
propósito. Al hablar de propósito nos referimos al motivo, la causa o la misión
que justifica, orienta y determina la vida de un individuo.

“Esta es la verdadera alegría de la vida, el ser fiel a un propósito que tú
mismo reconoces como poderoso… ser una fuerza de la naturaleza en vez de un
pequeño, febril y egoísta guiñapo de aflicciones y rencores quejándose de que
el mundo no se dedica a hacerlo feliz” (George Bernard Shaw).

En muchas situaciones de aprendizaje, sentimos que intentan convertirnos en lo
que “ellos” desean que seamos. Al tiempo, terminamos dándonos por vencidos y
nos resignamos pensando que, quizás, eso es lo que se llama “adaptación”. Pero
un verdadero proceso de aprendizaje, o educación, no consiste en pretender
modelar a las personas a imagen del instructor sino en conducir a las personas
hacia sí mismas. Hacia lo que ellas realmente son, hacia su singularidad y su
belleza original.

Si decide dedicar tiempo a averiguar quién es usted en realidad, cuál es el
aspecto de su personalidad con el que se siente más cómodo y cuáles son sus verdaderos
talentos naturales, estará inmerso en un emocionante proceso de aprendizaje.
Este proceso será sin ninguna duda el viaje más interesante y productivo que
jamás haya realizado en su vida.

Tomado de: http://www.shambhalaluz.com/a_detalle.asp?idarticulo=82

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: