PERDÓN

El tema del día era el resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico.

.

Ya en clase elegimos una papa por cada persona a la que guardáramos resentimiento; escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa.

.

Como te puedes imaginar, algunas bolsas eran realmente pesadas. El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas.

.

Naturalmente, la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo.

.

El fastidio de acarrear esa bolsa en todo momento me mostró el peso espiritual que cargaba a diario, y cómo mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla en ningún lado, desatendía cosas que eran más importantes para mí.

.

Todos tenemos papas pudriéndose en nuestra mochila.

.

Este ejercicio fue una gran metáfora del precio que pagaba a diario por mantenerme en el dolor, la rabia y la negatividad.

.

Me di cuenta que cuando daba importancia a los temas incompletos o a las promesas no cumplidas me llenaba de resentimiento, aumentaba mi estrés, no dormía bien y mi atención se dispersaba.

.

Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y calma, alimentando mi espíritu de poder personal.

.

“Reconoce que no sabes toda la historia. Una de las cosas que puede ayudarte a perdonar es reconocer tu ignorancia”.

.

Anónimo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: