EJERCICIO DE GRATITUD…. Si hay perdón, sentirás gratitud y recibirás claridad, y cuando tengas claridad, puedes tener, hacer o ser cualquier cosa que desees…

Cuando nos sentimos bien, con el ánimo en alto, llenos de alegría y gratitud, nuestras emociones envían vibra­ciones de alta frecuencia, que atraerán lo bueno hacia nosotros; es decir, cualquier cosa que; coincida con lo que estamos enviando. Lo semejante atrae lo semejante.

El poderosísimo fenómeno de dar las gracias y realmente sentir gratitud, para luego descubrir ese acto como enorme fuente de abundancia. La relación “vibracional” entre uno y otro. Sin embargo, para fines prácticos, te comentaré uno de los temas más interesantes en esta relación, nuestros “pensamientos al respecto”, algo que genera una relación emocional con el dinero y de ésta, su abundancia o carencia.

La mejor manera que conozco para obtener claridad es el perdón. Y la mejor manera de perdonar a alguien es sentir gratitud. Hablaré más sobre la gratitud un poco después, pero por ahora sepa que si se enfoca en lo que le gusta de la gente, sentirá gratitud, y luego empezará a perdonar, y luego recibirá claridad. Y cuando tenga claridad, puede tener, hacer o ser cualquier cosa que desee. He aquí otra manera fácil de tener claridad, es algo que usted puede hacer solo.

Te invito a que realices el siguiente ejercicio:

Tome dos hojas de papel. En la primera hoja describa la situación negativa en que está. Describa el cuadro de la situación como es ahora, y de verdad sienta las emociones de ésta. Lo más seguro es que esto no se sienta del todo bien. Pero tiene que entrar en ese sentimiento, porque entre más lo sienta, mejor lo liberará.

En otras palabras, cualquier emoción que suprima, tarde o temprano deberá ser expresada. Mientras permanece suprimida, está obstruyendo su vibra interna. Libérela y libera la energía para ir a manifestar lo que desea. Deje que sus sentimientos surjan a la superficie a medida que describe esta situación o condición que no desea. Ahora haga a un lado esa hoja.

Tome la segunda hoja y comience a escribir cómo quisiera que fuera la condición o situación. Adéntrese al sentimiento de gozo asociado con tener o hacer o ser lo que desea. De verdad sumérjase en esta energía positiva. Describa la situación como usted quiera que sea, y pinte este maravilloso cuadro tan completamente que lo pueda sentir a medida que lo escribe. Al igual que debía experimentar la emoción negativa para poder liberarla, ahora debe experimentar la emoción positiva para crear un nuevo cuadro para afianzarlo a su subconsciente. Entre más se enamore de esta nueva imagen y estos nuevos sentimientos, más rápido los manifestará.

Ahora tome la primera hoja, mírela y quémela. Tome la segunda hoja, dóblela y llévela consigo por una semana.

Eso es todo. Probablemente ya se haya librado de su bloqueo negativo. Y si alguna vez surgiese otra vez, realice el ejercicio otra vez.

¡Ya ve! ¡Qué fácil!

Una de las energías más potentes que usted puede experimentar es la gratitud. Sienta gratitud por cualquier cosa y usted cambia su manera de sentir. Siéntase agradecido por su vida, sus pulmones, su hogar, este taller de autoestima; no importa. Una vez que se sienta agradecido, está dentro de una energía que puede crear milagros.

Cuando se sienta deprimido piense en todo lo que tenga, haga un inventario de sus éxitos, logros y adquisiciones. Cuando usted compara su vida con la de otras personas menos afortunadas valore sentirse bendecido con una gran abundancia en este mismo momento, sienta gratitud por esto, y así atraerá aún más abundancia.

TESTIMONIO:

Mi amigo Jonathan una vez se curó a sí mismo de una terrible enfermedad con una simple oración de gratitud de un solo renglón. Jonathan tenía neumonía doble. Parecía que nada le ayudaba. Luego se sintió inspirado a escribir una oración simple pero potente, que repitió cada hora, la grabó y la escuchaba, y la escribió en letreritos que ponía por toda su casa. Él convirtió esta oración simple en parte de su mismo ser.

Y en menos de veinticuatro horas, Jonathan fue sanado.

¿Cuál fue la sencilla oración que usó? “Gracias Dios por todas las bendiciones que tengo y por todas las bendiciones que estoy recibiendo.”

No soy científico ni pretendo poder explicar cómo funciona esto. De alguna manera su energía envía señales que atrae más de lo mismo que está enviando. Como el niño que subconscientemente dice que es una víctima, usted envía señales que atraen lo mismo que está enviando.

Cambie sus señales y cambiará sus resultados. Cambie su energía y cambiará lo que experimenta. “La energía que usted emite son los resultados que obtiene.” Repito, la gratitud puede cambiar todo. Simplemente comience a sentir verdadera gratitud por lo que tiene. Mire sus manos, o este libro, o su mascota, cualquier cosa que le provoque amor y gratitud. Permanezca en este sentimiento.

Esta es la energía que le ayudará a manifestar lo que desea. Otra energía que usted puede experimentar es la energía que proviene de imaginar lo que se sentiría tener, ser o hacer lo que desea. Esto puede ser divertido. Imagínese qué bueno sería tener lo que quiere, ser lo que desea o hacer lo que sueña. Sienta los sentimientos electrizantes que provienen de estas imágenes. Estos sentimientos crean la vida que desea. Pueden manifestarlo a su favor. De alguna manera esos sentimientos le guían y le dirigen a hacer las cosas que realizarán estos eventos.

En cuanto a todo acto de iniciativa hay una verdad fundamental, cuya ignorancia aniquila un sinnúmero de ideas e innumerables planes: y el momento en que uno se compromete a sí mismo, entonces la providencia se mueve también. Muchas cosas ocurren para ayudar a uno que de otra manera nunca hubiesen ocurrido.

Un manantial de eventos proviene de la decisión, procurando en favor de uno toda clase de incidentes, uniones y ayuda material inesperados que ningún hombre hubiese soñado que llegarían en su camino.

Todo lo que puedas hacer o soñar hacer, ¡comiénzalo!

La audacia tiene genio, poder y magia en ella.

Cuando usted sabe lo que desea, lo único que tiene que hacer es pensarlo y sentirlo. Eso es todo. El universo—el espíritu de todo lo que existe— grabará su señal y la proyectará.

Por ejemplo, cuando nos sentimos bien, con el ánimo en alto, llenos de alegría y gratitud, nuestras emociones envían vibra­ciones de alta frecuencia, que atraerán lo bueno hacia nosotros; es decir, cualquier cosa que; coincida con lo que estamos enviando. Lo semejante atrae lo semejante. En cambio, cuando experimentamos cualquier cosa que no nos cause satisfacción, como temor, preocupación, culpa, o has­ta un pequeño disgusto, enviamos vibraciones de baja frecuen­cia.

Debido a que las bajas frecuencias son tan magnéticas como las altas, atraen cosas desagradables hacia nosotros; es decir cosas que nos harán sentir (vibrar) de una forma tan poco grata como lo que estamos enviando. Desagradable de ida, desagradable de vuelta. Es siempre una vibración semejante.

Así que, ya sea que enviemos acciones de alta frecuen­cia, de satisfacción, o vibraciones bajas, de preocupación, las que enviemos en cada momento serán las que atraigamos de regreso a nosotros mismos. Somos generadores de vibraciones, por tanto, somos los imanes, la causa. Nos guste o no, nosotros hemos creado esas vibraciones y seguiremos haciéndolo.

Tal vez una se­mana de sentimiento de gratitud, una semana de sentimien­to de asombro por todo, de reverencia, de admiración, de entusiasmo. Quizá una semana de sentimiento de diversión, una semana de optimismo, una semana de estar enamorado, de sentimiento de: “Dios, es bueno estar vivo”, sin importar lo que sucede a tu alrededor.

Practica en momentos casuales, en el baño, cuando estés atendiendo a tus niños o haciendo tu declaración de impues­tos, al asistir a una junta o cuando estés trabajando en la lí­nea de producción de la fábrica.

Lo que es más nuevo para nosotros, es aferrarnos a estos conceptos aparentemente obsoletos de que la vida real se trata, primero, de sentir y, luego, de actuar. Eso es justa y completa­mente obsoleto para nosotros. Sólo la práctica traerá los fru­tos de ese audaz nuevo concepto.

¡Puedes pensarlo, tienes que sentirlo! Así que practica para convertirte en amante. Si es algo que quieres con pasión, ámalo con todas tus fuerzas. Acarícialo con emoción con las más tiernas y ardientes vibraciones. Abrázalo con ferviente devoción. Arrú­llalo en tu regazo. Envuélvelo con un amor tan profundo, tan deslumbrante, tan fogoso, tan bello que te quite el aliento. Practica cómo derramar amor apasionado. ¡Eso es estar en un gran momento de cálido y suave cobijo!

Sí, la vida puede volverse más compleja durante un tiempo porque has incrementado tu deseo, porque has aumentado tus energías magnéticas. Pero con ese deseo viene la vida auténtica.

Así que aprende a sentir, sentir, sentir…, bien o mal…, posi­tiva o negativamente. Si un sentimiento finalmente abre las puertas a los tesoros del universo, ¿qué tan malo puede ser? Si lo quieres suficientemente, aprenderás a sentirlo.

Entonces, aprende a sentirte bien, sin importar cómo. Este punto de vista tiene que ser totalmente consciente y delibe­rado. Las respuestas que te pongan de rodillas tienes que mandarlas a volar. Si deseas cambiar las condiciones de tu vida, tienes que cambiar también tus vibraciones, así que prac­tica hasta que puedas transformarlas en un simple abrir y cerrar de ojos. Si no logras sentir cálidos estremecimientos, significa que estás por los suelos o que te sientes muy mal. De cualquier manera, estás enviando vibraciones negativas.

En el cuerpo humano, abrimos nuestras semillas del deseo con el calor de la emoción. Siempre que siente amor o temor, dos emociones muy fuertes, está subiendo el calor.

Y ese calor llega a su mente interna y abre las semillas, la imagen de lo que desea y eso se logra mediante el sentimiento.

El punto de este paso es que debe sentir con gozo la energía de lo que desea hacer, ser o tener. “El sentimiento de las riquezas produce riquezas.”

Sienta el gozo de tener lo que desea— siéntalo en este mismo momento—y comenzará a atraerlo hacia usted y a usted hacia éste. “Todo el proceso de riquezas mentales, espirituales y materiales se puede resumir en una sola palabra: gratitud.”

Sí, gratitud. Porque hoy eres más –fuerte, sabio, capaz, seguro de ti mismo, compasivo gracias a ese evento. En cualquier historia, novela o película, el héroe se mide en relación con el tamaño de su oponente. Mientras más grande es el obstáculo, más tiene el héroe que desarrollar y desplegar su potencial –y más interesante y atractiva es la historia.

Hasta que puedas sentir ese estremecimiento de alegría, ese estremecimiento de sensibilidad, de estar enamorado o de sentir gratitud, incluso cuando el sentido común te diga que no tienes nada que agradecer, que no estás fluyendo energía para llegar a algún lado en especial. Si tu deseo es lanzarte a una nueva vida, aprende a conectarte y a dirigirte hacia don­de quieras, sin importar lo que esté sucediendo a tu alrede­dor. ¡SIN IMPORTA QUÉ!

Material tomado de la WEB

Desconozco su autor.

FUENTE: http://www.angelesamor.org/sanacion/ejercicio-de-gratitud.html

 

Anuncios

One Response to EJERCICIO DE GRATITUD…. Si hay perdón, sentirás gratitud y recibirás claridad, y cuando tengas claridad, puedes tener, hacer o ser cualquier cosa que desees…

  1. Debemos saber perdonar, todo el mundo merece una segunda oportunidad. Todos cometemos errores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: