La vida es pasajera

Se cuenta que un turista estadounidense fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.

El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

–¿Dónde están sus muebles? –preguntó el turista.

Y el sabio, rápidamente, también preguntó:

–¿Y dónde están los suyos…?

–¿Mis muebles? –preguntó sorprendido el turista–. ¡Pero si estoy aquí solo de paso!

– Yo también… concluyó el sabio.

«La vida en la tierra es temporal…sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices».

«El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables».

Dios nos prestó la vida y Él nos la quitará, por eso, solo estamos de paso.

Vivir, vivir plenamente, no tiene nada que ver con las cosas materiales, pues éstas no brindan contentamiento. Podrán satisfacer temporalmente el cuerpo, pero jamás podrán llenar el alma o el espíritu del hombre, que clama a Dios en busca de la dicha, la felicidad y la satisfacción eterna.

¡Vive tu vida al máximo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: