QUE HACER CON EL LLAMADO DEL TIEMPO ?

¿QUE HACER SEGÚN EL LLAMADO DEL TIEMPO? (1)

La miseria se ha vuelto una condición permanente para una gran parte de la población mundial, en particular para los niños que son el futuro del mundo, para quienes está restringido el acceso a los servicios básicos de salud, vivienda y
educación. Ellos mueren de enfermedades para las cuales hay cura mientras que un pequeño porcentaje de la humanidad disfruta de la opulencia de recursos y servicios.

¿Cómo encontrar una explicación razonable para la actual situación? La única respuesta entendible es que la parte interna, es decir el alma del ser humano, se ha vuelto débil e insensible. Se exigen con vehemencia los derechos, sin
embargo, se elude con facilidad el cumplimiento de las responsabilidades.

La tecnología ha permitido amplificar los reclamos y manifestaciones de la población mundial, pero ha limitado la capacidad de escucha, y aunque el objetivo es llegar a ser materialmente prósperos, cada día se acentúa el decaimiento o
pobreza espiritual.

Los gobiernos y poderes económicos y políticos han tratado de mejorar el estado del mundo a través de mecanismos externos como leyes de comercio, tratados, intervenciones armadas, sin embargo, la pérdida de valores es cada vez más
evidente.

Cualquier iniciativa orientada a buscar la transformación del mundo debe ser capaz de calmar el ruido mediático y las disputas partidistas para experimentar el poder del silencio. Porque en el silencio de la mente podemos hacer contacto con
nuestra esencia, nuestro ser espiritual, esa parte que desea y reconoce a Dios, fuente de paz y poder interno, que hace que cambie nuestra conciencia y con ella nuestra visión y actitud, que hace que dejemos de vernos como partículas
aisladas, y sí como una comunidad guiada por principios universales que gobiernan lo visible e invisible del mundo.

Puesto que el mundo interno y externo conforman la misma rueda de la vida, para transformar el estado externo del mundo primero debemos transformar la parte interna del mismo.

Para conseguir la paz tenemos que comenzar con la paz interna, para lograr la coherencia social primero tenemos que alcanzar la coherencia interna; para eliminar el crimen es preciso erradicar el crimen de la mente del ser humano.

En consecuencia, para alcanzar la estabilidad mundial es requisito sine qua nom comenzar a cultivar la estabilidad del interior.

Para lograr la gran transformación que demanda el mundo, cada uno de nosotros debe liberarse del efecto adormecedor del materialismo rampante, es necesario que asumamos la responsabilidad de recuperar nuestra fortaleza y sabiduría
interna, lo cual sólo es posible cuando nos conectamos con la inteligencia divina. Así podremos emerger y expresar nuestros valores, podremos demostrar el profundo respeto por la vida en todas sus manifestaciones, podremos encontrar en
nuestros corazones la forma de compadecer a los demás y encontraremos inaceptable la miseria en la familia humana.
________________________________________
(1) Tomado del documento “el Llamado del Tiempo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: