Magia Wicca: LAS HERRAMIENTAS

Al leer cualquier ritual, nos encontraremos con que hay algunas herramientas que debemos usar. Por supuesto nadie a los Wiccanos les prohíbe realizar su Rituales, con poco más que una vela y un cono de incienso, pero en general el tener ciertos objetos de uso específico para rituales nos ayudará a focalizar mejor la energía al realizarlos.

Cada herramienta que se utilice, tendrá una carga particular, representando un elemento de la naturaleza (fuego, agua, aire, tierra y espíritu). Cada uno de ellos puede ser consagrado según un ritual aunque si llevamos ya un tiempo usándolos quizás esto no sea necesario.

El proceso de consagración apunta más a liberar al objeto nuevo de cualquier tipo de energías negativas que le hayan quedado como residuo de su fabricación, e imbuirlos con las energías del brujo.

Se entiende así que la mejor consagración sea el uso habitual, pero a veces es bueno tomarse su tiempo para consagrarlos ritualmente, como toque final.

Uno de los principios esenciales de la magia es que el hombre forma parte de la naturaleza y al mismo tiempo es uno con ella; todas sus acciones sobre cualquiera de los niveles del ser (físico, emocional, mental y supramental) afectan a su ambiente.

Este ambiente, a su vez, condiciona la vida del ser humano. Existe pues un intercambio místico entre el hombre y su ambiente que hace posible efectuar determinados cambios o, lo que es lo mismo, hace posible la magia.
En el trabajo mágico todo se efectúa por la acción de la mente consciente sobre el subconsciente, tanto personal como colectivo. La magia se basa en la teoría de que el universo es un TODO VIVIENTE compuesto por tres principios: LO DIVINO, LA NATURALEZA Y EL HOMBRE, que corresponden al mundo arquetípico, al mundo del macrocosmos y al mundo del microcosmos o del hombre respectivamente.

Los principios están en los DIOSES, los hechos pertenecen a la NATURALEZA y las leyes son producto del HOMBRE.
Este, el hombre, que influye en la naturaleza y sobre sus semejantes por la accion y la palabra y que entra en contacto con los Dioses a través de la plegaria y el éxtasis, forma el lazo de unión entre lo espiritual y lo material.
Al estar todo relacionado según este concepto de unidad, es factible que el hombre, mediante prácticas especiales pueda comunicarse con todas las manifestaciones del Universo y, de esta manera, actuar a distancia en virtud de las correspondencias entre todos los planos (zodiaco, cuatro elementos de la naturaleza, minerales, notas musicales, colores, animales, plantas, etc.).
El ser que practica la magia se convierte en un controlador de los elementos, interprete de visiones, canalizador de energías y practicante oracular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: