SUPERACIÓN PERSONAL: CARBÓN O DIAMANTE

Cuándo el alma oscurece o ilumina la materia; Cuándo es carbón, y cuándo es diamante.

Siendo conscientes del alma el pensamiento purifica la materia, y volamos admirando el mundo sin deseos.

Aspiramos la fragancia de la flor erguida en su tallo y no la arrancamos.

Vemos al pájaro desplazarse, nos deleita su canto, pero no lo ponemos en prisión.

Así… en conciencia espiritual volaremos hacia Dios, con el pensamiento. Siendo un punto, incorporales. Y el alma ya despierta sentirá que la habitan todos los puntos del universo.

Y ella estará presente en cada punto. Es un estado tan elevado de percepción, que estamos unidos a la totalidad del kósmos.

Esto acontece cuando vibramos más allá de la luz. Así, elevada, el alma percibe que el tiempo se detiene.

Cuando el pensamiento vibre más y más en esta dimensión la materia del cuerpo se habrá divinizado. Y seremos un faro proyectando luz al universo.

SEREMOS UN DIAMANTE MULTIFACÉTICO.

¿Y CUANDO SOMOS CARBÓN?

Cuando los pensamientos negativos se apoderan de la conciencia y nos conducen hacia abajo somos “carbón”. Esto ocurre en conciencia física.

El pensamiento, esclavo de lo instintivo, se desintegra; es atraído por deseos sensuales que nunca se colman. En esta dimensión el tiempo se detiene.

El intelecto torpe no sabe decidir en los aspectos más simples de la vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: