CORAZÓN CENTRAL DE LA CREACIÓN

Maestros Ascendidos
Del ABC de Las Enseñanzas de Los Maestros Ascendidos.

El Corazón Central del Universo, al cual la humanidad decidió llamar DIOS, y que luego ha sido designado por diferentes canales de enseñanza espiritual como “EL GRAN SOL ESPIRTIUAL CENTRAL”, es literal, práctica y absolutamente la FUENTE de cada “Alma Individual”, destinada a alcanzar la Maestría sobre la energía que forma su propio palpitar y la esencia de su vida.

DIOS, siendo la PRIMERA CAUSA, crea dentro de Su propia mente y desde Su propio corazón las “IDEAS DIVINAS” y las proyecta al Universo. Incluso el Ser Humano es una idea exteriorizada de DIOS. Y es parte del “PLAN DIVINO” que cada individuo tenga “libre albedrío” para desarrollar el “Potencial Divino” que posee y desenvolver toda idea germinal que determina su futura grandeza, en afinidad con el temperamento particular de cada quién.

 

EL PODER QUE CONTIENE EL SILENCIO

Describir el “CORAZÓN DE DIOS” es una tarea que no puede ser fielmente expresada con palabras, pero sabemos que dentro de este “GRAN CORAZÓN CÓSMICO”, existe un Reino al cual se le han dado muchos nombres. En estos últimos años se ha dado a conocer como el GRAN, GRAN, GRAN SILENCIO. Mas el nombre que se le dé no tiene la menor importancia, sino el saber que es un lugar de quietud, el “Sagrado Corazón” del cual ha surgido este Universo, al igual que los demás Universos existentes, pequeños como el nuestro o enormes como los que podemos contemplar en las noches estrelladas. Es el HOGAR en el más veraz y profundo sentido. Es serenidad, es seguridad, es comprensión. Es el Amor sin censura y la Paz que no tiene precio. Es Luz, similar al resplandor del sol más exquisito que una persona pudiese concebir y, sin embargo, es tan sereno como el más bello crepúsculo. Es tan silencioso como el Sol en el Firmamento y, sin embargo, está repleto de sonidos armoniosos. Dentro del Corazón de esta Exquisita Quietud, uno se encuentra a sí mismo y a todos aquellos Seres que han adquirido la Maestría sobre su ser externo. Allí también puede verse la totalidad del designio que el “Plan Divino” ha bosquejado para todas las criaturas.

Para que un individuo pueda penetrar en este “Gran Reino del Silencio” con la intención de ser a su vez un Mentor del Silencio en el propio mundo, él deberá sentir y creer que SU PROPIO REINO DE LOS CIELOS ES ESTE “GRAN SILENCIO”, donde moran los Ángeles y todos los “Seres de Luz” y donde se encuentran las más altas expresiones de Belleza, Cultura, Amor y Luz que en su mente y corazón sea capaz de concebir. Ahora bien, cada pensamiento, sentimiento y acción pueden sumarse a la Belleza de ese Reino o destruir su Armonía. Por lo tanto, todas las palabras tienen que estar cuidadosamente escogidas para merecer entrar en ese Reino.

Un punto muy importante que hay que recordar es que las vibraciones mentales no pueden gobernar eternamente las acciones de los cuerpos internos. La lengua puede ser controlada mediante la voluntad humana, pero no es necesariamente cierto que se puedan dominar los sentimientos rebeldes de los cuerpos internos. Sin embargo, por la Gracia y la Luz de DIOS que cambia los cuerpos internos inferiores, el cuerpo externo podrá expresar eventualmente esa Armonía y alcanzar un punto donde el tumulto y la confusión no se manifiesten en él, porque su corazón estará lleno de la “Voz de Dios” y de su Santa Sabiduría.

SENDERO HACIA LA MAESTRÍA

El estudiante deseoso de cumplir con su Destino Divino ha de inquirir a la Vida Mental y Emocional cual es su propósito y la meta a alcanzar. Así, a él se le revelará el “Sendero Superior” y se le enseñarán ciertos ejercicios de control y auto superación mediante los cuales, conscientemente liberado por su propio cuerpo, aparecerá el camino que podrá establecer como “EL SENDERO”. Cuando este individuo, haciendo uso de su propia energía, teja o construya ese “Sendero de Luz” sobre el cual recorrerá el “Camino de la Maestría”, ya no necesitará transitar caminos tortuosos sino un “Sendero de Luz y Vida”, recto y progresivo, que lo llevará finalmente a la meta de la Libertad, Maestría y Perfección.
Si el estudiante es sincero, honesto, y está determinado a dar su asistencia para el progreso de la humanidad, el Maestro, en cooperación con su Propio Ser Crístico, pondrá en movimiento ciertas “Causas” mediante las cuales los puntos débiles del individuo serán trabajados a fin de que pueda enfrentar labores de mayor envergadura en el futuro. Estas Causas y sus Efectos resultantes algunas veces lanzan al individuo a enfrentar una serie de experiencias tumultuosas, pero éstas serán, sin embargo, la fibra fortalecedora de su naturaleza. El Sendero a la Maestría es el camino de la renuncia de todas las cosas y de todas las personas que pueden constituir un obstáculo para el logro de esta meta. El estudiante en paz, con gentileza y determinación, debe entrar SOLO en el Sendero.

VOLUNTAD DE DIOS

La Voluntad de Dios para con todas las cosas creadas es el BIEN. No existe nada que pueda ser el aspecto negativo de la Voluntad del Dios Todopoderoso, creador de este planeta y de lo que en él existe. La enfermedad, la vejez, la desintegración, la pobreza y hasta la misma muerte, son insultos al Amor del Padre. El pensar y sentir de la Conciencia de la Gran Omnipotencia Universal que gobierna este Universo, inmediatamente externaliza aquello que está dentro de SÍ MISMO. Por lo tanto, la VOLUNTAD DE DIOS es que cada Ser Humano sea un Maestro, un Sol de Libertad, con la “Corona de los Elohim” sobre su cabeza, el “Cetro de la Magnetización” en sus manos, el “Manto de la Realización” sobre su cuerpo y el “Perfume de la Santidad” irradiando a través de él como una bendición y “Acción de Gracias” a toda la vida.

ENERGÍA Y VIBRACIÓN

No hay en el Universo un ser sin vibración y radiación que sea el resultado de una causa, sea ésta consciente o inconsciente. Toda la energía en el Universo está constantemente emitiendo radiación, y la cualidad de esa radiación realmente representa el problema total de la raza humana en lo referente a su redención y en lo que concierne a la ayuda que los Maestros Ascendidos prestan a la humanidad. El grado de evolución de cada individuo determina la intensidad y el largo de la onda de los rayos de la radiación que emanan de él. Mientras la intensidad de onda es más grande, más adelanta en la escala espiritual y, por consiguiente, mayor es el área cubierta por esta emanación de ondas energizadas. La responsabilidad que conlleva el conocimiento y desenvolvimiento espiritual es mucho mayor de lo que entiende el estudiante, que está tan ansioso de conocimiento, poder y del total dominio del uso del Fuego Sagrado, que obligatoriamente requiere controlar y emanar a través de su radiación solamente aquellas cualidades que enriquecerán al Universo, a través del mayor alcance de su aura.

Si el ser humano pudiera, aunque fuera parcialmente, comprender la Ley que gobierna la Energía y la Vibración, podría estar ya en el camino hacia su propia Maestría. Como parte de su entrenamiento, él deberá comprender que el poder de crear vibraciones no es solamente una responsabilidad, sino una oportunidad mediante la cual la Maestría y la Divinidad pueden ser realizadas a través del ego individualizado.

PATRONES DE LUZ Y NOTAS MUSICALES

El flujo de energía desde el Corazón de la Presencia “YO SOY hasta el corazón físico del Ser Humano es un río latente de Luz prismática. Si la velocidad de esta energía pudiese reducirse al nivel de vibración de la vista física, se podría notar que cada electrón de los que componen esta Llama contiene un diseño distintivo, el cual es absolutamente singular, porque difiere de todos los otros patrones. Los pensamientos y sentimientos del individuo moldean esta energía en formas que llevan este específico diseño, y la envían al Universo como pensamientos, sentimientos, palabra hablada y acción.

El patrón de la “Corriente de Vida” es, por sí mismo, neutral; pero los sentimientos que son liberados a través de ella, determinan su radiación. Si el sentimiento es armonioso, éste bendecirá a toda la humanidad; pero si el mismo es inarmónico, la responsabilidad para con toda manifestación de Vida a la que afecte en forma discordante, estará a cargo de quién la envió. El individuo tiene que responder a la Vida por los efectos causados por su energía sobre el Universo sea buena o mala.

La LLAVE TONAL de la “Corriente de Vida” del individuo es el tono musical que emana de los electrones que comprenden su individualización Dios-Ser, y si se encuentra intocado por la energía discordante dentro del reino físico, ella constantemente estará envolviendo al individuo en una sustancia armoniosa, a través de la cual ni la discordia ni la angustia de ninguna clase podrían encontrar entrada.

Muchas de las melodías de nuestro mundo material incluyen “Llaves Tonales” de los individuos que las trajeron al mundo o de aquellos miembros de la Hueste Angelical que puedan haber inspirado esa música a través de canales receptivos. Es muy evidente entonces que Dios, en Su Amor y Misericordia, ha dotado adecuadamente a la humanidad con esos Regalos que podrían mantener un Paraíso permanente en la Tierra si el Ser Humano se alejara de la destrucción el tiempo suficiente para permitir que los Poderes de Dios se manifestaran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: